La visión de Candriam

El último mes, el sector de la biotecnología fue arrastrado por la debilidad general de los mercados causada por el rápido desarrollo de la pandemia de Coronavirus. Sin embargo, este sector se comportó mucho mejor que el resto, ya que los índices generales como el S&P500 y el MSCI World cayeron  casi dos veces más que el sector de la biotecnología durante el mes.

Destacados de la cartera y revisión de la estrategia

¿Las empresas de biotecnología se ven afectadas por la crisis del coronavirus?

Dado que no hay terapias o vacunas aprobadas para la enfermedad, ninguna empresa ve un impacto positivo directo. Por otro lado, muy pocas empresas se han visto afectadas de forma negativa, lo que explica el fuerte rendimiento relativo del sector salud (la biotecnología se ha presentado en línea con el índice de asistencia sanitaria del MSCIH). Sin embargo, el diagnóstico de los nuevos pacientes afectados es más difícil, ya que las personas se quedan en casa a menos que su condición sea extremadamente aguda. Además, la inscripción en el ensayo clínico se ha reducido o, en algunos casos, ha terminado, lo que ha provocado que se produzcan algunos retrasos.

¿Qué soluciones se están desarrollando para la crisis?

En primer lugar, se están probando  medicamentos  de uso terapéutico que ya estaban a la venta para tratar a los pacientes. Tendremos resultados en las próximas semanas para la droga Remdisivir desarrollada para el Ebola por Gilead. Los medicamentos genéricos contra la malaria (cloroquina e hidroxicloroquina) también están siendo probados y están siendo  utilizados por los médicos de forma selectiva. Pensamos que Remdisivir puede funcionar  (sin ser una droga maravillosa) pero, al ser un inyectable, sólo se usará en pacientes graves. Aún así podría ayudar a reducir el tiempo de hospitalización. Los inhibidores de la IL-6, normalmente utilizados para tratar la artritis, también ayudan a reducir el síndrome respiratorio, causado por una reacción excesiva del sistema inmunológico del paciente. Estos medicamentos no curarán al paciente, pero reducirán (potencialmente) el tiempo de hospitalización o el riesgo de muerte.

No es de extrañar que las empresas implicadas en esos desarrollos se comportaran bien. Gilead fue el mejor de todos, y hemos recogido una parte de las ganancias, ya que pensamos que Remdisivir no será el principal foco de beneficios para Gilead, incluso suponiendo que los datos clínicos tuvieran éxito. Regeneron está trabajando en un cóctel de anticuerpos y espera estar en clínica para este verano. Esta misma empresa utilizó el mismo enfoque con éxito para el ébola. La acción tuvo una buena rentabilidad (también por otras razones) y, de nuevo, tomamos beneficios sobre la misma.

Las vacunas serán una de las soluciones y ya hay alrededor de 60 vacunas en curso, tanto por parte de actores establecidos como por parte de otros nuevos en este campo. Se están desarrollando nuevas tecnologías como las vacunas basadas en ARN de mensajería, pero, una vez más, esperaremos a que algunos datos clínicos ayuden a acelerarlo.

Dadas las enormes necesidades de fabricación que habrá, estamos convencidos de que las empresas de las vacunas clásicas tendrán que involucrarse. Sanofi está utilizando una tecnología recombinante de antígenos, pero también tiene una colaboración en desarrollo utilizando el enfoque de mensajería ARN. Dado que consideramos que la acción está muy barata, hemos tomado posición en la misma. También tenemos una posición en BioNTech, que se encuentra desarrollando una vacuna basada en el ARNm en colaboración con Pfizer. Dada la fuerte subida de la acción de esta compañía, hemos decidido tomar beneficios y venderla.

Fuera del tema Coronavirus, tuvimos noticias de Karyopharm, donde un importante ensayo sobre el mieloma se llevó a cabo con buenos resultados e incrementó el precio de la acción. En cuanto a los aspectos negativos, no esperábamos las malas noticias sobre la patente de Amarin, lo que hizo que su rentabilidad fuera inferior a la esperada. Afortunadamente, la posición que teníamos era pequeña. Entre los mayores contribuidores a la rentabilidad se encuentran Daiichi Sankyo en Japón y la importante compañía biotecnológica Vertex, que ha resistido muy bien las turbulencias del mercado.

Perspectivas  del fondo

Estamos afligidos por las numerosas muertes que esta pandemia está causando. El mundo ha despertado: un sistema de salud moderno e innovador no es sólo una cuestión de lujo, sino que es algo esencial. Sólo la tecnología puede proteger a las personas de estos brotes y, en comparación con el excesivo coste económico que provocan, los medicamentos y las vacunas son realmente baratos. Continuamos estando muy positivos en este sector y  esperamos que las empresas encuentren pronto soluciones para poder sobrevivir a este momento y a los próximos brotes que puedan venir.



Aviso importante
Este documento se ofrece únicamente a título informativo. No constituye una oferta para comprar o vender instrumentos financieros. No se trata tampoco de una recomendación de inversión, ni confirma ningún tipo de transacción, excepto las que se acuerden expresamente. A pesar de que Candriam selecciona cuidadosamente los datos y las fuentes de este documento, no se puede excluir a priori la existencia de algún error u omisión. Candriam no se hace responsable de ninguna pérdida directa o indirecta como resultado del uso de este documento. Los derechos de propiedad intelectual de Candriam se deben respetar en todo momento, no pudiéndose reproducir el contenido del documento sin una autorización previa por escrito. 

Candriam recomienda a los inversores que consulten, a través de nuestra web www.candriam.com, los datos fundamentales para el inversor, los folletos informativos y cualquier otra información relevante antes de invertir en uno de nuestros fondos, incluido el valor liquidativo neto (“VL” o NAV” en sus siglas en inglés) de los mismos. Esta información está disponible en inglés y en un idioma nacional de cada país donde el fondo está autorizado para su comercialización.