Últimamente las siglas EGS (Enviromental, Social, Governance) son tendencia en el mundo de la inversión. Queremos saber qué tipo de empresas eligen los fondos en los que invertimos, ¿si les preocupa la sostenibilidad?, ¿si son empresas socialmente responsables?, ¿si están implicadas con el medioambiente?… Por si las siglas EGS te pillan de “nuevas”, hemos preparado un vídeo que resume esta filosofía:

La respuesta a estas preguntas llega de la mano de una nueva tendencia en la forma de gestionar. Una corriente que pone en valor los criterios sociales, responsables y medioambientales. Una filosofía de gestión que busca el rendimiento financiero, pero también aporta un retorno real y tangible, comprometido con el impacto social. Nuestro nuevo fondo Sigma Global Sustainable Impact (GSI) cumple todos estos criterios y aprovecha las oportunidades de la imparable revolución ESG.

El fondo invierte en compañías líderes en sostenibilidad, tanto de forma directa, como a través de fondos, ETFs o deuda, así como en las que están trabajando por serlo. Por ello, su cartera esté compuesta exclusivamente por aquellas que mejor cumplan los criterios EGS, vigilando que estos se mantengan y mejoren. Las firmas más sostenibles resisten mejor las crisis y tienen una vida más larga por lo que son más interesantes desde un punto de vista de resultados. Aquí te contamos cómo lo hacemos:

Además, este fondo cede un 9% de la comisión de gestión y el 100% de la comisión de éxito a la fundación Cris contra el cáncer, para el fomento y la financiación de proyectos de investigación para el tratamiento y cura del cáncer.

Sigma Global Sustainable Impact sienta las bases del modelo de Gestión del siglo XXI. Un modelo con el que todos ganamos.