Según destaca la encuesta BlackRock Global Investor Pulse Survey 2017 sobre la actitud actual de los inversores españoles respecto al ahorro y la inversión tan solo uno de cada 10 españoles se plantea invertir sus ahorros.

La garantía del capital y comprender bien los beneficios y riesgos asociados a cualquier producto de inversión serían alicientes suficientes para que el ahorrador español se animara a “salir” del efectivo y optara por invertir. La falta de cultura financiera de los españoles implica desconfianza hacia aquellos productos con los que no se está familiarizado, por ejemplo si se desconocen las ventajas de invertir en fondos de inversión resultará complicado que el ahorrador español por su propia iniciativa decida dar el paso. Es por este motivo por el que se sigue recurriendo al efectivo para generar un incremento del capital.

Según BlackRock, la cartera media española está repartida de la siguiente forma: el 65 % del patrimonio ahorrado está en efectivo o liquidez (no necesariamente remunerada), un 19 % se destinaría a la compra de activos de renta fija, renta variable, multiactivos y alternativos. Por otro lado, el español destina un 14 % de media a activos inmobiliarios y un 2 % a otro tipo de activos.

Además, la encuesta destaca que casi la mitad de los españoles (un 47% en concreto) tiene intención de incrementar la asignación a efectivo en el próximo año. Es decir, el español está concienciado en ahorrar pero la mayoría destinarán ese ahorro para gastos del día a día y sólo un 25 % lo hace con vistas a invertir o ahorrar a largo plazo.

Pese a que el patrimonio invertido en fondos de inversión sigue creciendo mes a mes – según Inverco, el pasado mes de octubre se alcanzaron los 259.110 millones de euros- el 37 % de los españoles manifiesta no saber lo suficiente acerca de los fondos de inversión ni de las ventajas que ofrecen . Entre aquellos que sí conocen sus ventajas, los atributos más conocidos son la gestión profesional y la reducción del riesgo que ofrecen gracias a la diversificación, siendo este último el factor más valorado. Y sólo el 17 % de los españoles reconoce las ventajas fiscales asociadas a éstos ya que gracias a la “traspasabilidad” se puede cambiar de fondo de inversión sin tener que pagar impuestos sobre plusvalías hasta el momento de la venta que puede diferirse en el tiempo. Visto todo esto, no parece sorprendente que la mayoría de los españoles acumule efectivo con el objetivo de incrementar el capital como único método de ahorro, sin tener en cuenta el efecto de la inflación -el impuesto silencioso- y la eficiencia fiscal, entre otras ventajas.

Los fondos de inversión constituyen una solución atractiva para diversificar la cartera ya que una sobre exposición a liquidez puede lastrar el crecimiento del patrimonio. En MyInvestor aportamos nuestro granito de arena y acercamos el mundo de la inversión al ahorrador español para que, poco a poco, gane en cultura financiera lo que sin duda se traducirá en un aumento de su confianza y de tolerancia al riesgo.