Seguro que últimamente has escuchado este término en más de una ocasión, bien lo has leído en los medios, o en alguna conversación entre amigos, pero, es probable que no tengas muy claro que es un Challenger Bank. En el Blog de MyInvestor te lo vamos a explicar de forma sencilla.

La definición rápida del Challenger Bank es un Banco Digital con Licencia Bancaria que permite las operaciones financieras de manera OnLine, reduciendo los costes de oficina y las complejidades de la banca tradicional.

Históricamente, los bancos han necesitado una «Licencia Bancaria«, o lo que es lo mismo, y explicado de manera sencilla «un requerimiento legal para una empresa que se quiere denominar banco». Con la entrada de los bancos fintech este requisito no siempre estaba resuelto. Con la entrada de los Challenger Bank, el concepto claro de Licencia Bancaria juega un papel fundamental, pues es justo esta licencia lo que le permite operar y estar al amparo de sistema financiero actual.

Al pasar la práctica totalidad de la operativa al formato digital, hay una ventaja competitiva obvia, y es el ahorro de costes así la inmediatez en los procesos. Que duda cabe que el mundo digital juega completamente a favor de los Challenger Bank. En un contexto actual donde todos los procesos se están digitalizando, los Challenger Bank son la respuesta a una realidad social imparable y, la constatación de la que Banca también se actualiza y renueva día a día.

En el caso concreto de nuestro país, la práctica totalidad de los Challenger Bank ofrecen los siguiente servicios. Estos servicios suponen en cierta medida una revolución del mercado financiero, al hacerlo más accesible y flexible:

> Apertura de Cuenta Bancaria desde la propia App o Servicio Web

> Tarjetas Prepago de solicitud vía App o Web.

> Tarjetas de débito de solicitud vía App o Web.

> En el Corto-Medio plazo Tarjetas de crédito.

> Central de compras de productos financieros.

> Operatividad 100% Online y mejora de servicios al ritmo del avance digital.

La idea de captación queda clara al explicar todo esto; si los jóvenes (y no tan jóvenes) tienen como modelo de funcionamiento claro el mundo digital, el primer target de este tipo de entidades son los propios millennials.

Aunque, conforme van avanzado en la venta de productos financieros más avanzados, este target va poco a poco difuminándose y extendiéndose a otros segmentos más amplios de la población.

Si no conoces MyInvestor te invitamos a que aprendas un poco más.