Las clave

  • Algunos países fuertemente golpeados por la pandemia Covid-19 planean reabrir sus economías, pero continuamos anticipando la que será la mayor recesión global de la historia reciente.
  • Es probable que la recesión global sea corta, con un crecimiento global positivo en la segunda mitad de 2020.
  • Esperamos una recuperación en dos fases, con una recesión inicial en el crecimiento y un fortalecimiento de la demanda a largo plazo.
  • No será hasta finales de 2021, posiblemente más tarde, cuando regresen los niveles económicos de actividad pre Covid-19


Mirando al futuro

Por el lado positivo, varios de los países más afectados por el Covid-19 están empezando a hablar sobre la manera y el momento en el que empezarán a reabrir sus economías. Sin embargo, los esfuerzos de contención en países como Japón o Singapur, que han tenido éxito conteniendo la pandemia a través de sus estrategias de realización de test masivos y seguimiento, nos recuerdan que la batalla aún no está ganada. No se habrá terminado hasta el momento en el que la vacuna se haya desarrollado con éxito o una gran parte de la población esté inmunizada. El Grupo de Inversión Estratégica de Vanguard (ISG por sus siglas en inglés) continúa incorporando los avances médicos de cara a realizar sus previsiones.


Crecimiento económico

Seguimos anticipando la recesión global más aguda de la historia reciente, con la contracción del crecimiento más rápida en Europa y Estados Unidos desde el decenio de 1930. Pero aún mantenemos que esta recesión será corta y el crecimiento retornará a cotas positivas en la segunda mitad de 2020. Dicho esto, esperamos que la recuperación siga una evolución en forma de U (donde el crecimiento tardará más en alcanzarse) y no será, al menos, hasta finales de 2021 cuando recobremos los niveles de actividad económica pre covid-19. Esperamos que la recuperación se produzca en dos etapas, como estamos empezando a ver en China: una recuperación del crecimiento a medida que disminuyan las limitaciones de la oferta, pero una espera más larga para que la demanda se fortalezca.

  • La actividad se ha retomado en China, con estimaciones de hasta el 90% de los niveles previos a la pandemia, poco más de dos meses después de los primeros cierres en varias ciudades. Puede ser tentador mirar el PIB correspondiente al primer trimestre chino, que ha mostrado la primera caída de la producción desde que se iniciaron los registros en 1992, como una señal para otras economías, pero Vanguard advierte de que no hay que bucear demasiado en los datos – por sus implicaciones globales o internas. La abrupta caída en las cifras del primer trimestre no necesariamente asegura una recuperación en V (fuerte contracción seguida inmediatamente de un gran crecimiento) porque la reapertura de la economía china coincidirá con el cierre en el segundo trimestre de muchos aliados comerciales. Vanguard espera que el crecimiento en China en 2020 sea el menor en cuatro décadas desde que se abrió al mercado mundial. Las cifras del PIB tampoco deben considerarse un presagio para los datos del PIB del segundo trimestre en otros países, dadas las grandes diferencias en las estructuras económicas y la epidemiología.
  • En Vanguard creemos que el PIB de Estados Unidos se podría contraer en niveles significativamente mayores en el segundo trimestre de los alcanzados por la recesión de la crisis financiera de 2007-8, el alcance y el de momento de la recuperación dependerán del momento en que los esfuerzos de contención puedan rebajarse. Incluso entonces, pasará un tiempo hasta que la actividad vuelva a la normalidad, a medida que los consumidores acepten sus temores de volver a involucrarse en sectores importantes de la economía, como el del entretenimiento y la restauración. Creemos que la respuesta sin precedentes de la Reserva Federal y el Congreso de los EEUU evitará resultados aún peores.
  • La evidencia de que España, Italia y Alemania han alcanzado el pico de contagios está conduciendo a las expectativas de que los cierres dentro de la zona euro se levanten gradualmente este mes. La opinión de Vaguard de que la economía puede empezar a recuperarse en el tercer y cuarto trimestre a medida que se eliminen los cierres se ve atenuada por el riesgo de una segunda ola de infección que podría hacer necesario restablecer las medidas de contención. La evaluación es similar para el Reino Unido, que según los datos de la infección puede estar una semana por detrás de Europa en la transmisión del virus.
  • La economía de Japón estaba en dificultades incluso antes del brote. El PIB cayó a una tasa anual del 7,6% en el cuarto trimestre de 2019, con la imposición de un impuesto sobre el valor añadido que ponía a prueba a una economía que ya se encontraba en una fase avanzada del ciclo económico y con la política monetaria al límite. Aunque Vanguard había previsto la recesión en 2020 como un riesgo para Japón a principios de año, no era nuestro caso base. Ahora vemos una contracción económica para el año como inevitable.


Política monetaria

En Vanguard creemos que las respuestas globales en términos de política monetaria tomadas a lo largo de las recientes semanas han ayudado a mantener el funcionamiento de los mercados frente a las dislocaciones relacionadas con la pandemia del Covid-19 y los esfuerzos para contenerla.

  • La Reserva Federal de los Estados Unidos tomó medidas adicionales el 9 de abril para apoyar el flujo de crédito a la economía, concediendo hasta 2,3 billones de dólares en préstamos disponibles para «ayudar a los hogares y empleadores de todos los tamaños, y reforzar la capacidad de los gobiernos estatales y locales para prestar servicios críticos durante la pandemia de coronavirus». En una conferencia de prensa asociada, el presidente Jerome Powell enfatizó que la Reserva Federal haría todo lo que estuviera en su poder para apoyar la economía y que no estaba preocupada por la inflación a corto plazo. Creemos que la respuesta sin precedentes de la Reserva Federal y el Congreso ayudará a evitar peores resultados.


Brexit

Dado que los gobiernos priorizan la pandemia provocada por el Covid-19 y las consecuencias económicas y financieras resultantes, las negociaciones sobre el Brexit en vigor se suspendieron durante el mes pasado. Sin embargo, los negociadores del Reino Unido y la Unión Europea (UE) se reunieron el 15 de abril, por primera vez desde que el principal negociador de la UE, Michel Barnier, anunciara el 19 de marzo que había dado positivo en las pruebas de Covid-19. Acordaron las fechas de las futuras rondas de negociaciones virtuales sobre la relación entre el Reino Unido y la Unión Europea después de la crisis de Bretton Woods.

Se mantiene el plazo del 30 de junio para que el Reino Unido solicite una prórroga del período de transición que rige las condiciones jurídicas y reglamentarias de la relación entre el Reino Unido y la UE hasta el final del año. A pesar de la falta de progresos en las negociaciones, el Reino Unido sigue adoptando oficialmente la postura de que no pedirá la prórroga del período de transición y no aceptará ninguna otra demora en el proceso de Brexit.

Se entiende que la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido y la Autoridad Europea de Valores y Mercados todavía tienen la intención de completar sus respectivas evaluaciones de equivalencia de los regímenes reglamentarios de cada una de ellas que rigen los servicios financieros para el 30 de junio. Sin embargo, Vanguard no espera que se haga y anuncie una determinación final antes de fin de año.


Empleo

La Oficina de Estadísticas Laborales informó de que en marzo los Estados Unidos perdieron 701.000 empleos no agrícolas, y se prevé que casi dos tercios de ellos en los sectores vulnerables de la economía cara a cara soporten la mayor parte de la recesión creada por la pandemia Covid-19 y los esfuerzos por contenerla. La tasa de desempleo subió al 4,4%, desde el 3,5% en febrero, según el informe que reflejaba la actividad hasta el 12 de marzo. Por separado, más de 16 millones de personas presentaron las primeras solicitudes de seguro de desempleo en las tres semanas que terminaron el 4 de abril.



INFORMACIÓN IMPORTANTE

Las proyecciones del VCMM se basan en un análisis estadístico de datos históricos. Los rendimientos futuros pueden comportarse de forma diferente a los patrones históricos capturados en el VCMM. Lo que es más importante, el VCMM puede estar subestimando los escenarios negativos extremos no observados en el período histórico en el que se basa la estimación del modelo.

El Vanguard Capital Markets Model® es una herramienta de simulación financiera patentada, desarrollada y mantenida por los principales equipos de investigación y asesoramiento de inversiones de Vanguard. El modelo pronostica las distribuciones de los rendimientos futuros para una amplia gama de amplias clases de activos. Esas clases de activos incluyen los mercados de valores estadounidenses e internacionales, varios vencimientos del Tesoro de los EE.UU. y los mercados de renta fija corporativa, los mercados internacionales de renta fija, los mercados monetarios de los EE.UU., las materias primas y ciertas estrategias de inversión alternativa. El fundamento teórico y empírico del Modelo de Mercados de Capital de Vanguardia es que los rendimientos de las diversas clases de activos reflejan la compensación que los inversores requieren para soportar diferentes tipos de riesgo sistemático (beta). En el centro del modelo se encuentran las estimaciones de la relación estadística dinámica entre los factores de riesgo y los rendimientos de los activos, obtenidas a partir de un análisis estadístico basado en los datos financieros y económicos mensuales disponibles desde 1960. Utilizando un sistema de ecuaciones estimadas, el modelo aplica luego un método de simulación de Monte Carlo para proyectar las interrelaciones estimadas entre los factores de riesgo y las clases de activos, así como la incertidumbre y la aleatoriedad a lo largo del tiempo. El modelo genera un gran conjunto de resultados simulados para cada clase de activos a lo largo de varios horizontes temporales. Las previsiones se obtienen calculando medidas de tendencia central en estas simulaciones. Los resultados producidos por la herramienta variarán con cada uso y a lo largo del tiempo.


MÁS INFORMACIÓN:
Sólo para inversores profesionales (según la definición de la Directiva MiFID II) que invierten por cuenta propia (incluidas las sociedades de gestión (fondos de fondos) y los clientes profesionales que invierten en nombre de sus clientes discrecionales). En Suiza, este documento está dirigido a los inversores profesionales y no debe ser distribuido a los inversores minoristas ni ser utilizado por ellos.

El material contenido en el presente documento no debe considerarse como una oferta de compra o venta o la solicitud de una oferta de compra o venta de valores en ninguna jurisdicción en que dicha oferta o solicitud sea contraria a la ley, ni a nadie a quien sea ilícito hacer dicha oferta o solicitud, o si la persona que hace la oferta o solicitud no está calificada para hacerlo. La información contenida en el presente documento no constituye asesoramiento jurídico, fiscal o en materia de inversiones. Por lo tanto, no debe confiar en el contenido de este documento al tomar cualquier decisión de inversión.

El material que figura en el presente documento tiene fines educativos únicamente y no constituye una recomendación ni una solicitud de compra o venta de inversiones.

Emitido por Vanguard Asset Management, Limited que está autorizado y regulado en el Reino Unido por la Autoridad de Conducta Financiera. Emitido por Vanguard Investments Switzerland GmbH.