Existen los baby boomers, los millenials y los alpha. Cada uno tenemos una etiqueta que nos marca y une como generación a la vez que nos diferencia del resto. Pero, independientemente de la generación a la que pertenezcas, seguro que tu aspiración es la de convertirte en enjoylder. O debería.

Un enjoylder es aquel que, una vez jubilado, mantiene un nivel adquisitivo parecido al que tenía cuando trabajaba porque ha sabido complementar su pensión pública con ahorros e inversiones, además de mantenerse en una buena forma física gracias a sus hábitos saludables, cuentan con una educación y conocimientos financieros que les permitirán comprobar y analizar sus inversiones y ahorro sin pisar una oficina bancaria. Los enjoylders serán los que de verdad disfrutarán del mundo cuando se jubilen.

Todos sabemos que vamos a vivir más años que nuestros padres o abuelos (la esperanza de vida en España alcanzará los 92 años en 2055) pero no todo el mundo sabe que la tasa de sustitución caerá en picado cuando nos toque jubilarnos ya que se estima que sea del 49,7% para 2060. Esto significa que el día en que dejes de trabajar tu capacidad económica será de la mitad que el mes inmediatamente anterior. Tendrás que acostumbrarse a vivir con el 50% de tus ingresos durante una etapa de casi treinta años y con una buena salud para disfrutarlos. ¿Suena terrible verdad?

La buena noticia es que tiene solución. Sólo necesitas planificación, constancia y educación financiera.