¿Cuándo es el momento adecuado para invertir? Seguro que alguna vez te has hecho la pregunta del millón y, salvo que estés dotado de súper poderes, nunca has acertado. Anticiparse a los mercados y acertar en todas las ocasiones es cuestión de suerte y puntería, nada más. Pero tranquilo, no estás sólo.

Para todos los que como tú queréis minimizar el riesgo de no acertar al decidir el momento de invertir, hay solución. Además, para todos aquellos a los que también os cuesta destinar vuestro ahorro a la inversión y os da miedo ver cómo en momentos puntuales y por las oscilaciones del mercado, lo invertido pueda ser menor, también hay solución.

Sólo tienes que elaborar tu Plan de Inversión Constante y darle al piloto automático. Este te permitirá aumentar las ganancias pese a las fluctuaciones del mercado gracias a la constancia y al factor tiempo. Da igual que truene o salga el sol, invertir de forma constante con un horizonte temporal de largo plazo es tan sencillo como automatizar la inversión.

Sólo tienes que dar una instrucción que convierta las dudas, dificultades y temores de la inversión en solución. Las órdenes periódicas son tus aliadas y tienen muchas ventajas. Por un lado eliminan el riesgo de comprar en un momento desfavorable de mercado ya que, al comprar de forma constante y periódica, invertirás en todos los escenarios y a todos los precios. Así, se suaviza el impacto negativo que la volatilidad del mercado pueda tener en nuestra cartera de inversiones.

Por otro lado, dado el ritmo y la velocidad a la que vivimos, las órdenes periódicas compensarán los posibles despistes en nuestro plan de inversión constante. Hoy en día casi todas las entidades financieras facilitan esta posibilidad, tú sólo tienes que indicar el importe y la frecuencia con la que quieres invertir y te olvidas.

Finalmente, siempre te resultará más fácil y menos doloroso para tu bolsillo ir aportando pequeñas cantidades periódicas que hacer un gran desembolso de una sola vez.

Por todo esto, en MyInvestor ponemos a tu disposición las órdenes periódicas ayudándote a ser constante en el proceso de ahorro e inversión. No esperes más ¡pon el piloto automático!