La gestora de fondos de inversión Vanguard ha anunciado que el 18 de junio procederá a la fusión por absorción de algunos de sus fondos que has contratado con nosotros. La gestora ha comunicado que las clases ‘investor’ de algunos de los productos que actualmente tienes en cartera serán absorbidas por clases ‘institucionales’ equivalentes.

Esta fusión tiene impacto fiscal, si no tomas una decisión antes de que se materialice la operación. Para evitarlo, puedes hacer un traspaso desde tu fondo actual (clase ‘investor’) al fondo que lo absorberá durante los próximos días (clase ‘institucional’). Recuerda, además, que si tienes aportaciones periódicas deberás cancelarlas y programar nuevas órdenes a los fondos absorbentes.

El 11 de junio es la última fecha recomendada para ordenar el traspaso, si quieres evitar el afloramiento de la plusvalía-minusvalía fiscal.


¿Qué sucede si no realizas el traspaso?

Si no realizas el traspaso antes de esta fecha, en el caso de que tu inversión haya generado una plusvalía, tributará en la base imponible del ahorro de IRPF junto con el resto de rentas del ahorro, entre el 19% y el 23%. Además deberás ingresar en Hacienda durante los primeros 20 días de julio una autorretención del 19% de la plusvalía, a través del modelo 117. La autorretención será deducible en la declaración de IRPF del año en curso que presentarás en 2021.

Con carácter general, las retenciones por los reembolsos de participaciones en fondos de inversión las practica la propia gestora o comercializadora, a través del modelo 117. Sin embargo, en algunos casos, como las fusiones de fondos, es el partícipe el que tiene que presentar el modelo 117.

En el caso de que la inversión haya generado minusvalías, puedes esperar a la fusión y generar el crédito fiscal para poder compensarlo con otras plusvalías que obtengas durante 2020 o durante los próximos cuatro años.

A continuación te indicamos fondos que se verán afectados y su equivalente.